logo

franja_transparente

Coaching : Gestión de la Mejora Personal y Profesional

“Si puedes empeorar, puedes mejorar”

El coaching es a la vez un proceso, una metodología, y un entrenamiento hacia el autoconocimiento y la mejora personal durante el cual el coach incentiva, motiva y ayuda al cliente (coachee) a focalizar sus objetivos, personales o profesionales, a la vez que lo acompaña hacia la consecución de los mismos. Para conseguir los objetivos se trabaja en el cliente su desarrollo personal y el cambio en positivo, aportando nuevas herramientas y ayudándolo a abrir la mente de acuerdo con sus ideales y los propios objetivos.

Según la “Asociación Española de Coaching -ASESCO-“, “El Coaching es un proceso de entrenamiento personalizado y confidencial mediante un gran conjunto de herramientas que ayudan a cubrir el vacío existente entre donde una persona se encuentra y donde desea estar.


¿Cómo funciona el coaching?

Un coach jamás dará consejos, ni recomendaciones, ni dirá cómo hacer las cosas. A través de preguntas clave, se ayuda a la persona a tomar conciencia de sus propias fortalezas y a gestionar sus limitaciones, emociones y creencias. En el coaching, el coach tiene todas las preguntas, pero es el cliente quien tiene todas las respuestas.
Como coach, mi tarea consiste en refrescar e incentivar las herramientas personales del cliente, haciéndole tomar conciencia de su potencial, y acompañándolo en el camino inicial para valerse por sí mismo.

El coach

Un coach no es un psicólogo, ni un terapeuta, ni mucho menos un psiquiatra. Un buen coach jamás captará un cliente que no vaya por voluntad propia, con total predisposición y convicción. Tampoco aceptará un cliente que presente un cuadro susceptible de tratamiento médico o una patología, debiéndolo derivar en su caso al correspondiente especialista.

Toda sesión de coaching se basa en el respeto, la integridad, la profesionalidad, la confidencialidad y la confianza. Por ello es fundamental adoptar un código deontológico como garantía de calidad y de servicio para el cliente o coachee. Toda información proporcionada por el cliente será tratada de manera estrictamente confidencial y sin ningún tipo de juicio ni prejuicio. Si a todo esto le añadimos aspectos como la experiencia, la pasión y la vocación por la profesión, el éxito estará garantizado.

«Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender peligroso» Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.

Personalmente me doy por satisfecho cuando un cliente, después de haber realizado sus sesiones, no vuelve más como cliente. Esto significará que ha aprendido a valerse por sí mismo y que ha sabido sacar provecho de sus propias herramientas y valores. Y si además esta persona te recomienda a un amigo, quedo aún más satisfecho de su buen resultado.

Código deontológico>>

Cuantas sesiones necesito?

Todo dependerá de los propósitos de cada uno, de la situación personal, del punto de partida y del punto de destino donde se quiera llegar. Otro de los aspectos que más influirá en el número de sesiones, será el nivel de implicación del cliente en el proceso del cambio.

El mercado actual

Existen muchos tipos de Coaching, puesto que si bien la base es la misma para todos, cada uno le da su “toque” personal. Por otro lado, empieza a haber una cierta tendencia proveniente de América en la que el coach se atreve a “aconsejar”, aunque sea en positivo, al cliente. También, hay quién le da un cierto toque de “misticismo”, o “espiritualidad”. Hay quién lo combina con artes marciales, con PNL, o Tapping. Todas las opciones pueden ser buenas y válidas, pero sin perder nunca de vista la base y el fundamento de la profesión. En la actualidad, incluso psicólogos y psiquiatras se forman en coaching para utilizarlo o combinarlo con su profesión.  
Personalmente considero que si bien es cierto que mediante el Coaching se pueden trabajar aspectos cómo las visualizaciones y el trabajo mental, es bueno trabajar con un cierto pragmatismo y partiendo de la base que la persona o cliente ya tiene todo el potencial en su interior.

Actualmente parece que esta profesión se está poniendo de moda y cualquier persona que ha leído un libro de coaching, o ha llevado a cabo un cursillo básico de pocas horas, se atreve a hacerse una tarjeta con el calificativo “coach”. Este hecho está poniendo en peligro la seriedad de los que practicamos el coaching desde la profesionalidad, y con acreditaciones nacionales e internacionales.  Por suerte, entidades como la “Asociación Española de Coaching -ASESCO-“  (www.asescoaching.org), y la “International Coach Federation -ICF-” (www.coachfederation.org), entre otras, están trabajando para evitar este “intrusismo”, ofreciendo una imagen más nítida del coaching, proporcionando unos conceptos elementales, y facilitando la acreditación para profesionales expertos.
que_es_el_coaching_codi_etic

«No son las cosas lo que nos afecta, sino el modo en que nos las tomamos »

 

Epícteto de Frigia – 50-135 d.C.

separador_menu_derecha