logo

franja_transparente

El ser humano basa su vida en los estados de ánimo: Aquello que pensamos es aquello que sentimos pero, ¿cómo interpretamos las manifestaciones de nuestro entorno? :

      ¿Te valoras poco? ¿Te sientes infeliz? ¿Contigo? ¿Con tu pareja?

      ¿Quieres hacer un cambio en tu vida y no sabes cómo?

      ¿Estás en la crisis de los 40 ó de los 50?

      ¿Crees que todo te pasa a ti? ¿Qué todo es por tu culpa?

      ¿Buscas el equilibrio y no lo encuentras?

      ¿Tienes ansiedad? ¿Te sientes saturado/a?

      ¿Quieres tener  más éxito profesional? ¿Cambiar de trabajo?

      Con los hijos, ¿crees que ya no puedes más? ¿No sabes cómo orientarlos?

El coaching es una herramienta esencial para focalizarnos en la vida y tener claro qué queremos, cómo lo queremos, y cuándo lo queremos.

«La única diferencia entre un sueño y un objetivo es una fecha »  Edmundo Hoffens

      ¡Toma tus propias decisiones!

      ¡Reaviva tu autoestima y tu poder personal!

      ¡Cambia tus creencias personales y profesionales!

      ¡Coge las riendas de tu vida!

      ¡Recupera  tu equilibrio emocional y sentimental!

      ¡Conquista tus sueños! Y sobre todo, ¡Sé tú miso/a!


EL mundo se presenta frente nosotros en forma de acontecimientos positivos, neutros y negativos, pero somos nosotros quienes a través de los pensamientos interpretamos y “manipulamos” dicha realidad. A esto lo llamamos nuestro “diálogo interno”.

Nuestros sentimientos están creados por nuestros pensamientos, y a través de nuestras interpretaciones generamos nuestros estados de ánimo. El Coaching es una herramienta que nos ayudará a conocernos a nosotros mismos y a trabajar la manera en que nuestros pensamientos transcriben la realidad.


La botella, ¿medio llena? ¿o medio vacía?

Te has repetido a ti mismo/a expresiones como: “esto no lo podré hacer”, “siempre tengo mala suerte”, “todo me pasa a mí”, “soy un desastre”, “seguro que pasará esto, o aquello”, “es inútil que me esfuerce”, “no puedo más”, “estoy hundido/a”, “debería hacer esto,  aquello”, “debería ser más… (de otra manera)”, “todo ha salido mal”, “qué catástrofe”, “siempre estoy triste”. O simplemente te has preguntado, ¿por qué a mí?

Podríamos seguir con miles de expresiones que nos repetimos a menudo a nosotros mismos y que no hacen más que autosabotear nuestra realidad. A esto lo llamamos las “distorsiones cognitivas”. Mediante el coaching aprenderemos a dialogar con nosotros mismos, a gestionar nuestras preocupaciones, nuestras distorsiones, y nuestras emociones. Debemos conocer bien nuestras propias creencias para poder trabajar y mejorar nuestra postura frente a la vida.

¿Y en el trabajo?

¿Tienes ansiedad? ¿Crees que no llegas a todo? ¿Siempre llegas tarde? ¿Crees que tu jefe es demasiado exigente? ¿Crees que tus compañeros te marginan? ¿Tus inferiores no te hacen caso? ¿Crees que si no lo haces tú no saldrá bien? ¿Crees que la crisis es sólo culpa de “los otros”? Cada día cuando te levantas para ir a trabajar, ¿Preferirías no tener ese trabajo? ¿No haber creado tu empresa? ¿Te sientes culpable de aquello que no ha salido bien? ¿Crees que no puedes aspirar a más? O simplemente piensas que vale más aguantar tal y como estás, incluso cuando ello te comporta un malestar general.  
 

«Quien no se ve como parte del problema no puede verse como parte de la solución» Fredy Kofman

Tanto en el trabajo como en la vida, el coaching nos ayuda a detectar y a gestionar nuestros pensamientos condicionantes. A menudo vemos las cosas como las queremos ver. Transformamos la vida a nuestro gusto y adoptamos un cierto victimismo que actúa a modo de tranquilizante para nuestro ego. ¡Es puro instinto de supervivencia! Ahora bien, si queremos, nos podemos “enfrentar” a ello. El coaching es una herramienta muy potente para trabajar esos temores, aquellas autolimitaciones, aquellas sensaciones diarias de frustración, de fracaso, de no saber qué hacer ni por dónde tirar.

Y ahora, ¿qué?

¿Quieres emprender un proyecto personal o empresarial y no te atreves? ¿Quieres hacer un cambio y tienes temores? ¿Quieres recuperar tu rol de vida perdido? ¿Has perdido la ilusión? O por el contrario ¿tienes tanta ilusión por una cosa que no sabes ni por dónde empezar? ¿Qué es aquello que te limita en tu día a día? ¿Qué es aquello que te repites una y otra vez  que tienes que hacer, pero que nunca haces?

"Primero descubre lo que quieres ser. Después haz lo que tengas que hacer" (Epícteto de Frigia – 50-135 d.C.)

El coaching es una herramienta muy útil para trabajar los aspectos cotidianos de la vida personal, laboral, de pareja, con los hijos, con la familia, y con nuestro entorno más cercano. Una de las premisas más relevantes es el hecho de que  sólo cuando nosotros cambiemos lo hará también nuestro entorno. ¿Estamos dispuestos  a cambiar? ¿Realmente sabemos qué queremos? ¿Cuánto tiempo nos dedicamos a nosotros mismos? ¿A mejorar? ¿A conocernos? ¿A tomar conciencia de qué es aquello que nos llena y nos hace más felices?

Los hábitos

Si bien el coaching no es ningún tipo de terapia, nos ayuda a detectar y gestionar nuestras manifestaciones emocionales. A menudo, fruto de estas manifestaciones, adoptamos hábitos “rutinarios” como mantener el desorden en el hogar, en el trabajo, fumar, quedarnos en casa sin hacer deporte, dejar de salir...

Por otro lado, tendríamos también los hábitos “personales”, que son aquellos vicios que llevamos arrastrando durante toda nuestra vida: pensamientos negativos, tristeza, victimismo, pesimismo, odio interno, orgullo...

«Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan» Henry Ford (1863-1947)

El coaching ayuda a trabajar los hábitos incidiendo en su gestor, que somos nosotros mismos. Debemos saber por qué actuamos así, qué nos ha hecho así, y qué nos proporciona nuestra forma de ser. Hemos de ser capaces de detectar qué nos mueve, para poder transformar nuestra “inercia negativa” en “fuerza positiva”.

Mi filosofía es trabajar con los clientes la gestión del cambio y la transformación profundizando en tres aspectos clave: La conciencia, el rol de vida, y la responsabilidad del individuo con la vida y la sociedad.
por_que_assiter_a_un_coah

El coaching es una herramienta esencial para focalizarnos en la vida y tener claro qué queremos, cómo lo queremos, y cuándo lo queremos.

« Primero descubre lo que quieres ser. Después haz lo que tengas que hacer» Epícteto de Frigia

separador_menu_derecha_perque